Pfizer es burla: tras tercera dosis defensas caen a 35% a las ¡10 semanas!. ¡Sigue el negocio!

A causa de los médicos mermeleros que hablan de la “vacuna” (no es vacuna, sino terapia génica) Pfizer contra el coronavirus como la panacea, el gobierno peruano está contratando la compra de millones de dosis de dicha pócima, de la cual el más reciente estudio señala que tras la tercera dosis las defensas del organismo contra el COVID-19 decaen a partir de la ¡décima semana! ¿Pretenden que los seres humanos se vacunen como pollos para enriquecer a farmacéuticas transnacionales inescrupulosas?

La baja de la protección a partir de la décima semana no es poca cosa, pues se reduce a un miserable 35%, cuando el estándar mínimo internacional para autorizar vacunas es de al menos 60%.

Los primeros análisis del mundo real del esquema de inmunización del Reino Unido muestran que la eficacia de la dosis de complemento de Pfizer para prevenir los síntomas desciende hasta un 35% y medio después de recibir una tercera dosis, según informa el diario británico Daily Mail.

Tratándose de Moderna, inicialmente la protección es del 70% después del mismo período de tiempo para las personas que ya recibieron una dosis de Pfizer y luego recibieron un refuerzo de Moderna, a pesar de que caen al 45% para una tercera dosis de Pfizer.

Gran Bretaña ya está considerando lanzar una cuarta dosis, indica dicho medio, debido a estos datos. Serían los mismos lineamientos que Israel, que hoy comenzó a probar si una segunda ronda de refuerzos ayudaría a los más vulnerables. Pero los asesores del gobierno británico están esperando más datos que demuestren la protección de estas dosis contra formas graves de la enfermedad antes de seguir adelante con otra campaña de inoculación.

Las autoridades de Salud estiman que tendrían que repartir el equivalente de hasta 50 millones de dosis cada 90 días, o alrededor de 550.000 cada día, con un costo anual de £ 4 mil millones, si el precio es de unas £ 20 por dosis, similar a Pfizer

El hallazgo indica que los adultos que recibieron dos dosis de AstraZeneca, más un refuerzo de Pfizer o Moderna, tienen un 60% menos de probabilidades de tener síntomas que los no vacunados si contraen Ómicron hasta cuatro semanas después de su tercer pinchazo. Pero después de diez semanas, la eficacia cae al 35% para Pfizer y al 45% para Moderna.

Aquellos que recibieron Pfizer para las tres dosis vieron cómo sus niveles de protección aumentaron a alrededor del 70 por ciento durante sólo dos semanas después de su dosis de refuerzo antes de caer al 45%o 10 semanas después. Las personas que recibieron dos vacunas AstraZeneca y un refuerzo de Moderna fueron las más protegidas, según el informe, con una eficacia del 75% frente a Ómicron y que duró al menos nueve semanas.

En resumen, la gente queda protegida contra el COVID-19, incluyendo variantes Delta y Ómicron, de 9 a 10 semanas tras la tercera dosis, después la caída es de 35% a 45% ya sea con Pfizer, Pfizer con otras marcas o Moderna con otras marcas.

¿Hubo faenón en el Perú, por ello no se compró Sputnik V?

En 2020 se anunció que el Perú compraría millones de vacunas Sputnik V, las cuales tras ocho meses con dos dosis continúan protegiendo en un 80%, de lejos superiores a los mamarrachos Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

¿Por qué no se compró Sputnik V? Como se sabe, médicos del Colegio Médico y parte de los que ocupan altos cargos en el gobierno tienen intereses con las grandes transnacionales, pues participaron o participan directa o indirectamente en ensayos clínicos para probar sus productos en los peruanos, pero cuando declaran a la prensa nunca mencionan ello ni los entrevistadores les preguntan.

Más preocupante es que estén obligando a vacunarse indirectamente al prohibir la entrada a la gente a locales cerrados si no ha recibido dos dosis de esos fármacos. ¿Les pagan por lo bajo?

Riesgos

Médicos cono Elmer Huerta dicen que no hay efectos graves tras las vacunas Pfizer, Moderna o AstraZeneca, pero sólo en Australia ya hay unas 10 mil demandas de personas inoculadas que exigen se les indemnice por los efectos graves, que incluyen incapacidad en grado tal que de por vida requerirán de ayuda de otra persona, sin contar las personas que todavía no han presentado sus demandas.

En Suiza, con una población menor, se registraron al menos 150 muertos y 3,000 efectos secundarios graves por estas inoculaciones. En ese país usan Pfizer y Moderna y se conoce de estos datos porque en Suiza se respeta más la salud y la veracidad de la información.

Probadamente, aunque los porcentajes sean bajos, las vacunas ARNm como Pfizer o Moderna causan, incluso en jóvenes, miocarditis, muerte, derrames cerebrales, inmunodeficiencia y ataque feroz a las células sanas del cuerpo. No se ha demostrado ni descartado que en las personas que a la fecha no presenten estos cuadros, pasados los años puedan darse.

Además, médicos alemanes del Instituto Reutlingen mostraron evidencias “espeluznantes” halladas en autopsias realizadas a personas que fallecieron tras ser inoculadas con Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson y advierten que sería un crimen inocular con estos productos a los niños.

Revista digital

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Correo: [email protected]

Teléfono: 927 563 656

Todos los Derechos Reservados © 2021

www.bicentenariaradio.com

Web Diseñada por: