El crecimiento del fútbol femenino en el Perú

                                                                                   Hermanas Xiomara y Xioczana Canales

Por el Día Internacional de la Mujer, las hermanas Canales conversaron con Depor sobre sus metas de cara a la temporada 2022, su participación en la Copa Libertadores y el crecimiento del fútbol femenino en nuestro país.

El crecimiento del fútbol femenino en el Perú es una realidad que hasta hace dos años parecía casi imposible. Y Xiomara y Xioczana Canales son parte de este desarrollo como una de tantas protagonistas. Las hermanas, aunque separadas por sus camisetas, contribuyeron desde sus tribunas y hoy, en Alianza Lima y Universitario de Deportes, gozan de mejores condiciones.

¿Cómo sintieron el 2021 en la liga femenina?

Xioczana: Ha sido un año muy satisfactorio. Lamentablemente, no pudimos quedarnos con el campeonato y nos quedamos con la intriga de que pudimos hacer más. Creo que este 2022 va a ser distinto. Estamos trabajando muy duro y nos estamos preparando bastante. Va a haber mucha pelea.

Xiomara: El fútbol femenino está cambiando bastante y para bien. Esa visibilidad que nosotras queríamos para que nuestra disciplina siga creciendo se está dando. Además, para Alianza el 2021 fue un año increíble. Fuimos campeonas, clasificamos a la Copa Libertadores. Fue un sueño hecho realidad.

Hubo 13 equipos, algunos de provincia, ¿fue dura la competencia?

Xioczana: El fútbol femenino está creciendo de a pocos. No ha sido fácil. A las justas hay cinco equipos que dan la talla como Mannucci, Vallejo, Cristal, Alianza Atlético y Universitario. Igual creo que eso se va a dar de a pocos. El fútbol femenino está creciendo en el Perú y conforme las niñas tengan más oportunidades, la competitividad irá aumentando.

Xiomara: La competencia entre los clubes depende también de qué tanto inviertan y se vayan reforzando. Cada equipo tiene que ir avanzando.

Aún no ha podido regresar al público a las tribunas, y a diferencia del 2019 vivieron una final sin hinchas…

Xioczana: La final dejó muchas emociones dentro y fuera del campo. El 2019 fue con público, fue distinto. Hubo hinchada, lo que generó un poco más de presión. Esta vez, solo el grito de las compañeras alentándonos. Igual, creo que fue un gran partido.

Xiomara: No hubo hinchas, pero fue mejor porque fue transmitido. Para mí, es un impulso que los partidos se puedan ver por televisión. Eso ha permitió que nos puedan ver y tengamos mayor visibilidad.

¿Cómo manejaron la final en casa?

Xiomara: El año pasado las cosas cambiaron porque en la recta final, en Alianza, concentramos. Pero luego del partido, yo me acerqué a mi hermana y la abracé. Creo que fue de las jugadoras que más resaltaron en su equipo. En casa, nos felicitaron a las dos. Felizmente, en nuestro hogar, para nuestros papás, las dos somos sus campeonas y siempre nos apoyan.

Xioczana: Yo dormí en mi casa. El ambiente era distinto. Igual nos deseamos éxito cualquiera sea el resultado. Fue un bonito momento el que vivimos fuera de la cancha. Yo estaba llorando porque sentimos como que pudimos dar más. Hubo jugadoras, titulares, lesionadas. Eso nos complicó bastante. Pero, finalmente, estuvimos muy felices y contentas por el partido que hicimos.

¿Cómo se han sentido con las cámaras de televisión?

Xioczana: Yo lo he manejado con mucha tranquilidad. Lo que sí es que hay que saber en qué momentos hablar y en qué otros no.

Xiomara: La hinchada, ahora que te ve, te presiona más, pero es cuestión de acostumbrarse.

Ambas jugaron una Copa Libertadores el 2021. ¿Cómo fue esta experiencia?

Xiomara: Para todas fue una experiencia nueva. Queríamos dejar todo por el club, como por el país. Nos quedamos, eso sí, con la sensación de que pudimos dar más y pasar a la siguiente fase. Pero nos dimos cuenta en el transcurso de nuestra participación que afuera hay muchísima competencia. Necesitamos más apoyo. Ahora, nuevamente, nos estamos preparando para campeonar y volver a la Libertadores.

Xioczana: Fue complicado. Estar un año en casa nos pasó factura. No es igual, a pesar de que entrenas. Creo que fue muy corto el tiempo de preparación. Aún así pudimos hacer buenos partidos, pero tenemos que mejorar nuestro nivel, hay que seguir trabajando. Aún así fue una experiencia increíble con las chicas. Yo me quedo con el trabajo, la dedicación y con la felicidad de irme con un gol en la Libertadores.

¿Le aconsejaste algo a Xiomara antes de su viaje?

Xioczana: Alianza se reforzó muy bien para la Copa Libertadores, trajo gente del extranjero. Igual yo le dije que esté tranquila, que dé lo mejor de ella, que no se sienta presionada y que juegue como sabe hacerlo dando lo mejor de sí. Igual le deseé suerte a todo su equipo, porque no solo representaba a Alianza, sino a todo el país.

Estos cambios en el torneo, ¿han generado que sus clubes se comprometan más con ustedes? Estuvieron en las presentaciones de sus equipos…

Xiomara: Es mi segunda Noche Blanquiazul y estoy súper feliz por ello. Ahora salimos a la cancha y somos presentadas como merecemos, como jugadoras profesionales.

Xioczana: Concuerdo con mi hermana. Creo que nos están dando ese espacio que necesitamos y que nos ayudará a seguir mejorando.

¿Cómo es su relación con los futbolistas del primer equipo?

Xiomara: En Alianza, los chicos como Barcos, Jefferson, entre otros, nos apoyan un montón. Nos impulsan a pedir lo que necesitamos, dicen que nos lo merecemos. Además, quiero resaltar que lo hicieron todo el año, no solo en la final. Eso hace la diferencia. Barcos, por ejemplo, nos dio un parlante. En Alianza Lima, los varones nos han apoyado muchísimo. Se ha visto una familia dentro del club.

Xioczana: En nuestro caso es lo contrario. Lamentablemente, los chicos están en su burbuja y en nosotras no tienen interés. No hubo apoyo como en Alianza, que todos los chicos estuvieron siempre ahí. En Universitario no se vio ello. Conversamos con los chicos por si nos podían apoyar, pero ahí quedó. Con quienes sí estamos muy agradecidas es con los hinchas. Creo que ellos siempre estuvieron desde un principio. Espero que más adelante, en algún momento se pueda dar ese cambio.

Xioczana, tuviste la oportunidad de irte al extranjero, ¿qué pasó?

Xioczana: Tuve la posibilidad de poder salir al extranjero, pero la coyuntura no me lo permitió. Empezó la pandemia y se complicó el traspaso. Hoy en día me siento muy cómoda en Universitario. He tenido propuestas para salir y ojalá se concreten. Estamos viendo. Igual, quiero terminar la Liga y dejar un legado, porque siento que somos una familia. Si se da bien, sino seguiré entrenando para seguir destacando con la ‘U’.

Xiomara, ¿cómo te proyectas en este 2022?

Xiomara: Ahorita tengo muchos proyectos. Pero, uno de ellos es campeonar la Liga e ir a la Libertadores nuevamente.

¿Algún mensaje?

Xioczana: Quería decirle a las niñas que esto es un trabajo duro, lleva tiempo. La clave es tener una buena nutrición. Este camino es largo, pero si yo pude, ellas también.

POR PAMELA RÍOS CALMET

depor.com

Comparte este artículo

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contáctenos

Correo: [email protected]

Teléfono: 927 563 656

Todos los Derechos Reservados © 2021

www.bicentenariaradio.com

Web Diseñada por: